3 métodos más utilizados por los ladrones de pisos

ladronEn los domicilios actualmente se respira un ambiente de inseguridad. Los ladrones están al asecho todo el tiempo, solamente buscando a quien puedan robar de la manera más fácil, sin importarles que este tipo de cosas se ganen con mucho esfuerzo y dedicación.

Uno de los blancos más claros de la inseguridad es la vivienda. Muchos de los ladrones están interesados en lo que las personas tengan en sus casas, ya sea para obtener un beneficio de estas, o porque son muy costosas.

Las entradas a nuestras casas son las que más se ven comprometidas en este caso. Los ladrones están atentos a cuándo dejamos nuestra casa sola para poder cometer sus fechorías. A continuación hablaremos de los métodos más comunes utilizados por estos y qué hacer al respecto, pero primero diremos cómo se preparan estos para poder perpetrar un robo.

  • Preparación antes del robo

Los ladrones siempre están realizando maniobras de investigación. Quieren saber cuántas personas viven en casa, sus ocupaciones, cuánto tiempo se encuentran allí, entre otros. Esta información la sacan por medio de vigilancia y de “visitas”.

En este caso, van al lugar donde van a robar y se manejan con diversas maniobras, es decir, pueden hacerse pasar por otra persona, o aprovechar el momento en que abran la puerta de casa para observar la manera de entrar.

  • Método bumping

En este caso es uno de los más usados, no tanto por la cantidad de tiempo que tarda, sino porque simplemente es muy fácil y cualquiera puede hacerlo. El ladrón siempre tiene a mano un conjunto de llaves maestras en donde tiene diversos perfiles.

Introduce la llave maestra que cumple con el perfil del cilindro y luego se le dan golpes secos mientras se está presionando el sentido de giro de la llave. Los pistones saltarán y quedarán con la llave, forzando a esta a darse vuelta.

  • Ganzúa

Esta es una herramienta que usan muchos de los cerrajeros para abrir la cerradura de una puerta cuando se bloquea. Se utilizan dos tipos de ganzúas para este tipo de ataque. La función es usarlas para ordenar los pistones de la cerradura como si estuviese una llave metida. Esto lo pueden lograr en menos de 60 segundos.

  • Rotura del cilindro

En este caso, con una llave de fontanería, los ladrones presionan el bombillo hasta poder partirlo a través de torsión. Después de esto es sacado y con un destornillador plano se giran los pestillos hasta que se le pueda dar apertura a la puerta.

Estos métodos son aplicados por los ladrones actualmente y tenemos que tomar medidas preventivas. Podemos llamar a un cerrajero y pedirle el cambio de cerraduras por una anti-bumping o también una anti-ganzúa, ya que estas nos garantizas que los amigos de lo ajeno tendrán mayor trabajo a la hora de intentar desbloquear la cerradura.

Si sentimos que nos hace falta algo, pues podemos realizar el cambio de nuestra puerta por una de mayor seguridad, ya sea una puerta blindada o una acorazada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *